¡Ay, qué dolor! Ahí va la madre de la humanidad, arrastrando los pies que ya pesan por todo el camino hecho. Va tambaleándose, que el camino recorrido no ha sido fácil. Mientras anda va pensando en el pasado, silenciado por el hombre cegado de ego. Pensando en sus palabras silenciadas y olvidadas por todos ellos. Que ya le pesa la edad, le pesa la vida.

La madre sigue andando porque su hijo lo merece y es que lleva en su vientre siempre la semilla de la vida.

Un lobo salta al camino, ella se lleva la mano al vientre, antes de protegerse a sí misma, siempre cuidando de los demás. ¡Ay, qué dolor! Que el lobo se abalanza contra ella, tirándola al suelo de espaldas. Una espalda que lleva una gran mochila consigo, llenada durante siglos. Las piedras sacan patas para entrar a la mochila y añadirse a la gran carga que la madre con bastante esfuerzo consigue levantar y volver al camino.

Ella echa la mirada al cielo y sonríe amargamente. Los pájaros no la miran, vuelan y hacen su vida. ¿Por qué no la miran?

De nuevo, empieza a andar. Más costosamente, pero con tesón.

Pobre madre maltratada. Detén pájaro tu vuelo y observa a tu madre dar pasos hacia la meta. Ella no se detiene, ella seguirá andando.

Que el paso de los años hace estragos, pero no es su avanzada edad sino su alma malherida. Maltratada por lobos que quieren quitarle la semilla de su vientre, que la quieren devorar. Por pájaros que solo piensan en la libertad de volar desde su jaula.

¡Ay, qué dolor que me da! Un parto solitario. Una concepción grupal. Los demonios se llevan al ángel que engendró a la humanidad. Demonios que clavan sus clavos, deshumanizándonos a todos. Colgando la madre en la cruz, su cruz fue existir en un mundo al que no decidió llegar. La culpa no fue suya, pero ¿quién la puso a andar en ese camino de piedras afiladas? ¿Sale la flecha disparada del arco o del arquero? Arquero cruel que caza pájaros al vuelo enjaulados en su sede.

¿A caso se dejaron engañar los cabritillos? La madre ya dijo que el lobo engañó a los cabritillos pero nadie habló del lobo. Mas piedras le echaron a la mochila por no escucharla y que no avanzara. Pero no contaban con su ritmo y perseverancia.

Los lobos acechan y la madre teme llegar a donde están, pero más teme quedarse en su sitio porque entonces la humanidad está perdida. Hay que avanzar en el camino de la igualdad.

Entonces escucha los ladridos de un cachorro en apuros atacado por los lobos. Corre la madre, corre por que no se convierta en uno de la manada.

Corre por él. Y por todos. Y por todas. Y sigue andando porque la meta lo merece. Nos quiere a todas vivas y libres. Por una humanidad tratada justamente. Por un mundo sin manadas ni lobos, ni daño a nadie ni nada.

Bases del OrigiReto2020:

La pluma de Katty

Solo un capítulo más

Objetivo: 2- Crea un relato basándote en una canción. (La malquerida – Natalia Lafourcade)

Objetos: 11. Un clavo y 24. Un arco

Palabras: 505

Cuentos y leyendas: L- El lobo y los siete cabritillos.

Criaturas del camino: VI. Ángeles/demonios.