En esta entrada os traigo una entrevista que me ha concedido una chica maravillosa, Victória Villarino, que me ha permitido leer su obra.

Bé(r)same es un libro muy íntimo. Con un estilo, del que Defreds es pionero, rozando la línea entre la prosa poética y relatos cortos de pensamientos interiores.

Tu libro tiene una portada muy bonita ¿cuál es el concepto artístico?

Pues podría decirte que la portada es una metafóra al universo que crean mis pensamientos. Muchos de ellos diferentes entre sí pero siempre en concordancia con un mismo tema que es el amor.

Y también podría decirte que simplemente me encontré esa foto por casualidad y decidí ponerla de portada.

Es un libro con pensamientos muy personales, ¿por qué plasmarlos en papel?

La verdad es que no lo sé ni yo. Nunca había pensado en publicarlos hasta que me dije, “Vicky, si a ti te da igual lo que opine la gente sobre tus pensamientos y sentimientos, ¿por qué no aprovechas eso y los publicas todos en una misma obra?” Y así lo hice.

¿Qué te impulsa a dar el paso de publicar tu obra?

Hace algunos años ya que tengo cositas que me gustaría publicar. La cuestión estaba en si las mandaba a las editoriales de toda la vida y esperar un año a que me contesten, eso si lo llegan a hacer algún día. O autopublicar yo por mi propia cuenta. Entonces me puse a investigar sobre qué editoriales eran de autopublicación y cual me salía rentable monetariamente. Y me encontré con la editorial Lulu.

Siempre se me ha dado bien hacerlo todo yo así que por esa razón y porque soy de una familia bastante humilde decidí hacerlo todo yo. Corregir, maquetar y publicar. Y entonces llega la pregunta “¿me lo harán bien?”. No quería arriesgarme a publicar una de mis historias sin saber como me llegaría el libro. Así que bé(r)same nace como conejillo de indias y es el primero de muchos libros que quiero publicar.

¿Cuál ha sido la crítica más dura que has recibido en la vida? ¿Y de tu libro?

Por suerte no he tenido que aguantar muchas críticas durante lo que llevo de vida. Creo que lo más duro que me han podido llegar a decir es que no me metiera a estudiar porque era algo que no se me daba bien y que no me serviría de nada. Y por un tiempo llegué a pensar que era verdad. Nunca he sido de las que se les da bien estudiar. Pero aún así me propuse llegar a una meta y lo he conseguido. No hay cosa que me de más rabia que alguien que me diga que no puedo hacer algo.

Y respecto a mi libro, de momento no me ha llegado ninguna crítica que no sea constructiva.

En el proceso de compartir tu obra con el mundo ¿qué ha sido lo más bonito que te ha pasado?

Lo más bonito sin duda ha sido poder conocer a personas, tanto lectores como escritores con los que compartir un mismo sueño. Ver que a la gente le gusta lo que escribo es algo que me inspira a seguir haciendo lo que hago y me enriquece el corazón.

¿Qué esperas de tus lectores?

Es una buenísima pregunta. Sinceramente de mis lectores espero sinceridad a la hora de decirme qué opinan de mis palabras, y fidelidad. No me considero escritora profesional ni una persona a la que admirar, así que espero de ellos que me traten como a una amiga. Una lectora más con la que poder debatir sobre algún libro.

Veo que defiendes mucho el plasmar momentos en fotografías. ¿Cuáles crees que son las claves para una buena foto?

Me gustaría tener alguna amiga fotógrafa a la que poder hacer esta pregunta y que me ayudara a contestarla profesionalmente.

En mi opinión las fotos no hace falta que sean buenas. Incluso la foto más borrosa u oscura del mundo puede llegar a ser una buena foto si en el momento en que te la estaban haciendo era un buen momento. Poder mirar la foto y acordarte de lo que sentías justo en ese instante. Eso es para mí el significado de una buena foto.

¿Qué proyectos literarios tienes en marcha?

Pues ahora mismo tengo una historia terminada, esperando una corrección. Alguna que otra idea rondando por mi cabeza deseando que la plasme sobre las teclas de mi ordenador. Y las primeras frases de una posible segunda parte de bé(r)same.

Pero de momento estoy en una especie de año sabático en el que me estoy centrando más en leer e informarme que en escribir.

¿Cuál es tu momento favorito para leer?

Mi momento favorito es por la mañana. Justo cuando mi casa se queda prácticamente sola y puedo disfrutar de un silencio casi absoluto.

Háblanos de tu libro favorito.

No podría catalogar solo a uno como mi libro favorito. Hay muchísimos libros, y de diferentes géneros, que me han gustado. Pero como todo el mundo, tenemos un libro del que hablar cuando alguien nos hace la pregunta de nuestro libro favorito. El mío es “Flores en el ático” de V. C. Andrews. Lo descubrí a través de la adaptación cinematográfica que dieron un día por la televisión. Por pura casualidad puse ese canal y justo empezaba la película. Me dejó impactada la historia y me puse a investigar. Para mi sorpresa descubrí que la película la habían hecho a partir de un libro y que no se trataba solo de una parte, sino de una saga. ¡Cinco libros!

Debo decir que si alguien se ha leído esta saga puede que piense que estoy un poco mal de la cabeza. Es una historia un poco turbia. Pero me gusta mucho la pluma de la escritora y la imaginación para poder crear toda esa historia.

A continuación os dejo la sinopsis del primer libro y si os animáis a leeros la saga me gustaría saberlo.

Corre el año 1957, y los Dollanganger parecen una familia perfecta que vive sin preocupaciones en su idílica casa de Gladstone, Pensilvania… hasta que la tragedia llama a su puerta. Ocurre el día en que Christopher, el patriarca de la familia, muere en un accidente. Su viuda, Corrine, debe hacer frente al peso de una gran deuda que no puede asumir. Su única opción: regresar a la mansión de sus acaudalados padres en busca de ayuda. Su madre, Olivia Foxworth, la acoge bajo la cruel condición de que los niños se escondan en el desván.

De esta forma empieza el tormento de los hermanos Dollanganger -Cathy, Chris y los gemelos Carrie y Cory-, víctimas inocentes de pasiones prohibidas y condenados a vivir aislados del mundo.

Victória Villarino

Espero que os haya gustado conocer un poco más a Vicky. Seguro que os ha dejado encantados por su sencillez y amabilidad, como lo ha hecho conmigo.