El elefante huía despavorido del cazador. Entonces pasó por el lado de un puercoespín quien no dudo en decirle que se desprendiera de aquello por lo que era perseguido. El elefante echó la vista atrás para descubrir al cazador apuntándole. Entonces se desprendió de sus colmillos, haciéndolos partir por la mitad y dejando en el suelo el preciado marfil que el cazador ansiaba. El cazador se recuperó rápidamente del shock y con rabia disparó al elefante, quien se había sacrificado por vivir.

Moraleja: No es la víctima quien tiene que cambiar.

Bases del origireto:

La pluma azul de Katty
Solo un capítulo más  

Objetivo:

10. Crea una fábula (cuento con moraleja en el que los personajes deben ser animales).