Asomaba la luna entre la niebla, de fondo un chamán recitaba unas palabras de un llamamiento a la verdad. Habían bebido el preparado y ahora solo quedaba descubrir que se escondía en aquel extraño suceso.

Ella empezó a hiperventilar hasta caer en un viaje espiritual, astral y personal donde descubrió su espíritu animal. Un gran elefante fue a visitarla y darle la energía necesaria para descubrir cómo llegar hasta los espíritus de la tribu.  

Los espíritus de los antepasados de la tribu la guiarían hasta resolver la gran aventura que tras ello se escondía. Una consola tenía en su interior atrapado a su amigo y no podía sacarlo. Solo con esa ayuda podría llegar a liberar al chico. Se escapaba de lo terrenal, de lo racional y de lo que ella como individuo conocía.

Reto por Tessa (en Twitter: @TeresaPlazaG)

Palabras escritas: 134

Palabras escondidas: Palabra, Elefante, Consola.